FreeCinema: ·El Chori / Noticiero ICAIC No. 7, 1960·

Aquí los dejo con el Noticiero ICAIC no. 7 de 1960 dedicado a “personajes pintorescos”. Esta vez nada más y nada menos con El Chori, uno de los grandes mitos cubanos de los 50 y 60. Dos minutos llenos de música, grafiti, trompetilla y performance. En fin, porcelana dura. Enjoyyyyt 😉

Alexis Mendoza: ·The Jews·

La comunidad judía en áreas de la ciudad de Nueva York y de Union City, Nueva Jersey, constituye un laboratorio social para Guiller. En una conversación que sostuve con él no hace mucho, Guiller dijo que en su obra ha abordado múltiples temas como la fe, la familia, los recuerdos, la política y el arte. El artista habló también del desafío al que se enfrenta cuando intenta expresar su punto de vista sobre un grupo cuyos comportamientos y costumbres han sido preservados de manera discreta. Para seguir leyendo…

Katherine Bisquet: ·Ser o no ser policía, una cuestión oriental·

La ciudad tiene esa patología enfermiza con estos antiguardianes. La ciudad los acepta, los adopta, les da cobijo y comida y otros tantos beneficios que procura la vida uniformada. La ciudad sabe que alguien tiene que hacer el trabajo sucio. Sucio, pero trabajo al fin, pues representa la gran oportunidad, el sueño de emigrar a la capital, a La Habana, “lo más grande”. Un sueño que si bien puede ser bastante riguroso, también es bastante realizable, solo debes contar con la disponibilidad y una mente virgen. Entonces las mayores captaciones de esta especie de hoplitas suceden en el oriente del país, un foco sensible, más adentro, en las montañas o en las zonas municipales, donde disminuye el acceso a la información, donde hay más precariedad, menos caminos y vías de desarrollo. Para seguir leyendo…

Mariela Alejandra Escobar: ·El asalto de Arenas y Garbageland de Abreu: dos versiones del futuro de la isla·

Así como Reinaldo Arenas, en su futuro distópico solo señala un detalle de la naturaleza para vincular el nuevo mundo con el viejo y deja de lado uno de los recursos más usuales de su literatura, la intertextualidad (solamente en el índice del libro se despliega una profusa lista de intertextos); Abreu se hace cargo de ese procedimiento y encara su relación con la cubanía citando dos clásicos que representan, en el mundo de la novela, lo sagrado: El diario de José Martí y El monte de Lydia Cabrera. Además de dibujar como personaje de la reescritura de este último a un muchacho enrulado que escribía los árboles, en franca alusión a Celestino antes del alba de Reinaldo Arenas. Ambos autores se preocupan para que sus textos ofrezcan una clara crítica política pero está dirigida a sistemas distintos: Arenas propone el desastre que causaría la perpetuidad del régimen castrista y Abreu plantea lo inhumano de los superpoderes de un capitalismo furioso. Para seguir leyendo…

Bfeed: ·La coyuntura·

PerséfoneT: ·El teatro cubano se hace ahora en YouTube: Dora Williams/Spoon River·

“Dora es todo una antiheroína, ella no se mueve por pasiones o resentimientos a diferencia de las mujeres que aparecen en los capítulos anteriores, su único objetivo es la banal ambición de una vida lujosa a cualquier costo. Lentamente fue secando su humanidad para darle paso a una máscara social y frívola. Evade el dolor, la nostalgia y cualquier experiencia traumática, ella decide de una manera quirúrgica cortar todo lo que la hace indefensa. En su lugar encontramos una mujer ataviada de una gran sonrisa impuesta y poses de gran dama. La filmación fue en la costa conocida como Playa del Chivo pasando el túnel de la Habana Vieja, un lugar famoso por ser un sitio de encuentros eróticos para homosexuales. Un lugar donde la marginación y el lívido masculino pulula de una manera grotesca.” Para acceder al vídeo…

Efe: ·Interviú a NDDV / De donde son los gusanos·

“Tenía sesenta años cuando regresé, y me había librado de cárceles, enfermedades y desastres. Estaba de vuelta de todo, el viaje fue como soltar una cana al aire”. Las 174 páginas del libro, narrado como testimonio y acompañado de fotos en blanco y negro tomadas por el propio autor, están repletas de sentimientos encontrados por lo que significó el regreso a las mismas calles e incluso a la vivienda natal. “Felicidad y rabia, entre otras cosas. Pero peor es quedarte sin saberlo, sin aventurarte”, dice Díaz de Villegas sobre lo que significó para él volver a un país del que salió en 1979 “con el contingente de tres mil presos políticos que Fidel Castro entregó a Jimmy Carter”, entonces presidente de Estados Unidos. Para seguir leyendo…

Ángela Molina: ·Urbanismo utópico cubano·

Sus proyectos, insólitos, disruptivos, eran ensayos carnavalescos, mordaces, feministas, pobres, como una acupuntura en el urbanismo oficial, pero se quedaron en sueños, conformando un sistema cultural invisible —nada menos— desatendido por el régimen. Los “hijos de Guillermo Tell”, como los bautizó el trovador Carlos Varela (muchas eran mujeres) querían abrir el sistema desde dentro, hacer su propia glásnost, conectando a sus maestros, Porro, Garatti, Gottardi, Betancourt, Seguí, con el underground del este europeo, con el teatro de Artaud, Beuys, las construcciones aztecas, Robert Venturi aprendiendo de todas las cosas, el plan Sert para La Habana —no tan malo— o Habraken legitimando la toma de decisiones de las personas sobre su propia vivienda. Para seguir leyendo…

ABC: ·El «Período Especial»: cuando en la Cuba de Castro se comían gatos y bebía agua con azúcar·

Quizá el punto más trágico, en términos de alimentación, llegaría cuando no pocos cubanos decidieron cazar y alimentarse de gatos. Lo que un principio se había tomado como inimaginable, como un rumor, terminaría siendo práctica común a lo largo de la isla y en un acuerdo tácito entre la población, desesperada en llevar a la mesa algo de comida. Para seguir leyendo…

Guamañanga al ataque: ·Aguántame la coyuntural puntica·

Dainerys Machado Vento: ·El silencio sobre ‘Ciclón’·

La ruptura de Orígenes puede considerarse como el verdadero cierre de un ciclo histórico cultural, que había estado conformado por publicaciones como Revista de AvanceEspuela de PlataNadie ParecíaPoetaClavileño, mientras Ciclón, como autodenominada “nueva revista”, fue el inicio de una nueva época artística. No solo porque estuvo más abierta a la experimentación estética, a la inclusión de géneros literarios diversos, como el teatro, el ensayo, el cuento corto y la crítica cinematográfica; también por su actitud contestataria ante el entorno social y por las decisiones formales de sus creadores, que legaron al presente una publicación aún equilibrada en su diseño, visualmente atractiva, que resurge seis décadas después para abrir nuevas perspectivas sobre la literatura cubana. Para seguir leyendo…

Ahmel Echevarría: ·Cirenaica, ¿un animal político?·

En algunas obras de Cirenaica, el óvalo facial de la modelo y la vestimenta elegida nos sugieren que la escena narrada o (re)presentada tiene como protagonista a un muchacho. En otras, se sugiere más lo femenil tanto por el maquillaje como por el vestuario. Pongamos desde ya que justo en este detalle nace o comienza a tejerse la paradoja. Asunto múltiple. Porque va más allá de rasgos, género y, siendo políticamente incorrecto, de cuerpas y cuerpos, de diversidades y apuestas sexuales, de emancipación y empoderamiento. Para seguir leyendo…

Nora Gámez Torres: ·Díaz-Canel asegura que la situción es coyuntural·

El gobernante aseguró que la situación era coyuntural. “La buena noticia es que los contratos de octubre están negociados”. No obstante, Díaz-Canel dijo que el gobierno disminuirá o paralizará actividades económicas y ajustará los horarios laborales para ahorrar diésel, el combustible que se utiliza para dar electricidad en los horarios de mayor demanda e intentar evitar los cortes eléctricos. Para seguir leyendo…

Jacqueline Loss: ·Cuadros desfamiliarizados del imaginario cubano-soviético·

En este artículo me centro en dos series de fotografías de Alejandro González Méndez, en una novela de Abel Arcos Soto, y en una película de Carlos Machado Quintela con guión de Arcos Soto. Si bien González (1974) es mayor que Arcos Soto (1985) y Machado Quintela (1984), González y Arcos Soto se identifican con una misma generación, la “Generación del 2000”, y las obras de los tres desfamiliarizan ante los lectores y espectadores el inventario propio del imaginario cubano-soviético. Nos obligan a tener en cuenta cómo el pasado encuadra al futuro así como su relación con el presente, a advertir el papel de la cuantificación y de los datos concretos de la historia, así como a tomar en consideración la arbitrariedad de las narrativas. Para seguir leyendo…

Exilda Arjona: ·Interviú a Aldeide Delgado·

El Catálogo abarca desde 1853 -en este año el Diario de la Marina reconoce a Encarnación Iróstegui trabajando en el estudio de su esposo, Pedro Arias, en O’Reilly No. 60- hasta la actualidad. Uno de los aportes de la investigación -y que más me ha impactado- ha sido el descubrimiento de la Sección Femenina del Club Fotográfico de Cuba. Me entusiasma cómo estas mujeres motivadas, probablemente, por el reconocimiento de las reivindicaciones sociales femeninas en la Constitución de 1940 y la existencia de más de 800 asociaciones femeninas y feministas en todo el país tras finalizar la Segunda Guerra Mundial, comenzaron a encontrar espacios para sí mismas y se involucraron en actividades públicas que cuestionaban per se las categorías tradicionalmente asignadas a lo femenino. Para seguir leyendo…