Escritores oficialistas, ¿se acabó la buena vida?

Escritores dirigentes como Miguel barnet y Abel Prieto podrían librar, no se puede decir lo mismo de otros como Pablo Armando Fernández (foto tomada de Internet)

La pregunta parece boba pero no lo es. En un país donde los viajes (hacia dentro y hacia fuera) se otorgan a cuentagotas, donde las publicaciones suceden a cuentagotas y, donde el dinero, siempre a cuentagotas, cada vez importará más (y no sólo como economía), ¿qué sucederá con toda esa claque inmensa de mediocres que lo que han hecho toda su vida es “figurar” para ganar algo o aplaudir? ¿Se los llevará el viento? ¿Hacia dónde se puede llevar el viento, por ejemplo, a Heras León o a Carlos Martí o a Miguel Barnet? Hmmm, la metereología, uno de los  problemas peliagudos de la Cuba “futura” 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s