Ana Belén Martín Sevillano: ·La importancia de llamarse Enrisco·

Las memorias de Enrisco se centran en los dos años que vive en Madrid porque no pretenden reconstruir su vivencia personal del exilio (que vendría a ser una autobiografía), sino la experiencia colectiva de una generación que se vio en buena parte forzada a romper con su medio y salir al encuentro con lo otro. Enrisco se propone hablar de la experiencia del desplazamiento compartida por el grupo nacido en Cuba a finales de los años sesenta y principios de los setenta, que crece en unas circunstancias singulares, en un espacio físico limitado y sin demasiados lazos con un mundo externo muy diferente. La salida y el desplazamiento se presentan en la obra simultáneamente como un proceso de pérdida (o abandono) y como un proceso de conocimiento. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s