Ernesto Pérez Chang: ·‘Guías’ en alquiler·

GT-005MCA

Con los más diversos y sugestivos nombres, que casi siempre evocan famosas zonas de tolerancia de La Habana como el Parque Central, el Almendares, el cabaret Las Vegas, la playa Mi Cayito o el centro cultural El Mejunje, en Santa Clara, hoy en Cuba se cuentan más de veinte las pequeñas empresas, algunas con páginas web en internet, que solapadamente viven de promocionar el turismo sexual gay en la isla, uno de los “productos” que más visitantes extranjeros atrae y, quizás, de los que más aportan si no a las arcas del Estado, al menos a las economías familiares. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s