Ernesto Pérez Chang: ·Las sex shops clandestinas de La Habana·

De fabricación artesanal pero muy demandados (foto del autor)

En Cuba, tanto la importación como la producción de objetos y otros artefactos destinados al placer sexual están prohibidos por las leyes. No se puede entrar pornografía al país, de ningún tipo y en ningún soporte, pero tampoco en nuestros equipajes y pertenencias podrá ser detectada toda esa gama casi infinita de artilugios diseñados por el ser humano para acrecentar el goce en la intimidad con la pareja o con su soledad. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s