Román de la Campa: ·El Caribe y su apuesta teórica·

abr_isla

La isla que se repite deslinda puntos de encuentro ineludibles con la tradición novelística cubana. Cualquier lector descubre fácilmente el vínculo entre la pasión de Benítez Rojo por el pasado colonial y la influencia de Alejo Carpentier, por ejemplo. El afán del autor por el juego narrativo también podría encontrar un antecedente indiscutible en la prosa lúdica de Guillermo Cabrera Infante. O se podría explorar la relación evidente entre literatura y semiología que Benítez Rojo sin duda observó en la obra de Severo Sarduy. Pero importa recoger otra posible fuente, quizá menos sospechada pero más influyente. Tal sería el tipo de crítica literaria posmoderna articulada por académicos cubanos en el exilio, entre ellos, Roberto González Echevarría, Enrico Mario Santí y Gustavo Pérez Firmat. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s