Juan A. Molina: ·Tania Bruguera: El arte de la postguerra·

index

Evidentemente el enemigo no era el gobierno de Estados Unidos. El enemigo estaba y sigue estando dentro de Cuba. Todo aquel que cuestione al gobierno de Raúl (antes Fidel) Castro, se convierte en el enemigo. Quien no esté de acuerdo con su ineficiencia, con su autoritarismo, con su demagogia y su corrupción, no tiene derecho a expresarlo. Hay que encarnar el miedo, el silencio o la mentira, so pena de pasar a formar parte de las filas del “enemigo”. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s