Carlos Espinosa: ·Cosecha del 66·

afiche-del-filme-la-muerte-de-un-burocrata-disenado-por-alfredo-rostgaard

Hasta 1966, la producción fílmica cubana estaba dominada por una recreación más o menos documental de la realidad, que estilísticamente era deudora del neorrealismo (no hay que olvidar que algunos de los realizadores habían estudiado en Italia). Asimismo, la acción de la mayoría de los filmes de ficción ocurría en el medio urbano, luego de que algunos de los primeros que se rodaron después de 1959 mostraran el ámbito rural desde su costado épico (Realengo 18, El joven rebelde, el segundo cuento de Historias de la revolución). Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s