NDDV: ·Trump, el candidato transgénero·

titulo_CLAIMA20161029_0267_4.jpg

Donald Trump, en la vida “real”, fue el productor de un concurso de belleza; pero Trump, el actor, se enreda en una comedia situacionista con un pintoresco elenco de debutantes. Trump concibe a la mujer de manera inmanente, según un esquema intrínseco de gordura (Alicia Machado, la Venus de Willendorf), perfección (Melania e Ivanka) o flujos menstruales y períodos de ovulación (la presentadora Megyn Kelly). Sin embargo, su directora de campaña, la exitosa Kellyanne Conway, es el Donald Trump trascendente, un Donald capaz de asumir los matices (elocuencia, circunspección, especulación, raciocinio) de que fue privado el original. Donald Trump proyecta en Kellyanne una imagen femenina de gran gravedad y sutileza, le otorga a esa mujer providencial precisamente lo que se esperaba de él. Por eso Conway emerge como la antítesis del viejo feminismo, representado por Hillary Clinton. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s