Rafael Rojas: ·Traductores de la utopía / Introducción·

fm10449

La invasión de Bahía de Cochinos, a pesar de su escandaloso fracaso, y el acelerado alineamiento de La Habana con la URSS que le sucedió, complicaron la relación con la isla de los propios partidarios de la Revolución Cubana en Estados Unidos. Muchos intelectuales, que habían defendido el carácter “humanista”, no totalitario, del proceso cubano se vieron en dificultades para sostener su discurso en medio de las noticias sobre la creciente colaboración económica, política y militar del gobierno revolucionario con el Kremlin. Hasta a un escritor tan mimado por la dirigencia cubana, como Ernest Hemingway, se le hizo difícil, como recuerda Michael Reynolds, mantener su residencia en la finca Vigía y su amistad con Fidel Castro. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s