Dennys Matos: ·Arrechea, el objeto como ente depositario de la historia, el deseo y la subjetividad humana·

vulcano-2016_watercolor-on-arches-paper_-456-x-213-cm

La obra de Arrechea, se inscribe dentro de la llamada generación de los noventa. Una generación que no estaba preocupada –como sí estuvo la de 1980– por trasladar al espacio público una crítica profunda a los enunciados de la política cultural de la revolución, escorada esta ya a la utopía totalitaria . La generación de 1990, en plena crisis del proyecto utópico comunista totalitario, va a invertir algunos de estos enunciados de una forma cínica. El arte debe ser algo socialmente útil, debe crear para servir a la sociedad, rezaba uno de esos enunciados. La revolución no ha creado una cultura material, en el sentido de producir por si misma objeto de consumo, mercancía del mismo modo que no ha sido capaz de crear un patrimonio arquitectónico. El arte de 1990 comenzó por crear objetos que no servían para un uso social determinado… Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s