Alejandro Anreus: ·Interviú a Enrique Labrador Ruiz·

lruiz120117-jpj_

Carlos (Enríquez) y yo fuimos muy amigos. Bebíamos juntos, salíamos juntos, yo siempre era invitado a sus fiestas en El Hurón Azul. Creo que es un gran pintor, lleno de violencia y poesía. Déjame decirte que como escritor Carlos no es malo, superior a muchos de sus contemporáneos, de mis contemporáneos. Lo de su “romancero guajiro” o “romancero criollo” es genuino, auténtico… Él no era un guajiro ni nada por el estilo, sino un hombre culto, de clase alta que le dio la espalda a la clase media de su época, a toda la mediocridad de nuestra seudorepública, su hipocresía, su racismo, sus injusticias. El alcohol lo jodió, como casi me jode a mí también. Si existe un cuadro que define la vanguardia pictórica de Cuba, yo creo que ese cuadro es “El rapto de las mulatas”. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s