Armando Chaguaceda: ·Carl Schmitt en La Habana·

2-schmitt52

La apertura de un régimen de tipo soviético –ahora con caudillo ausente– a algo constitucionalmente distinto no implica necesariamente la democratización. El tránsito del postotalitarismo actual a un autoritarismo más o menos competitivo sería una solución intermedia, con ganancias parejas para el gobierno, la oposición y la gente de a pie. Pero mientras la élite política insular siga confundiendo hegemonía con dominación y su discurso permanezca anclado a conceptos vacíos —poder popular, propiedad socialista, democracia participativa— la distancia entre la Constitución escrita y la real —ejercida por el poder y subvertida/acomodada por la sociedad— seguirá ampliándose. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s