Antonio José Ponte: ·Sanitarios esclavizados·

1487695348_762995_1488472164_noticia_normal_recorte1

Con el fin de empujarlos hasta aquellos rincones, habrán estado sometidos a un tratamiento de empobrecimiento. Sus sueldos en Cuba resultarán insuficientes para llevar una vida digna. Les faltará un televisor o un auto, una casa, vacaciones. Comerán mal, no alcanzarán a brindarle ciertos gustos elementales a sus hijos. Todo ello garantizará que acaben enrolados en una misión, con tal de resolver sus cuestiones pendientes. Si las autoridades entienden las misiones sanitarias como un sucedáneo de las guerrillas, para cualquier médico cubano son un sucedáneo de la emigración y del exilio. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s