DDC: ·Un arquitecto inglés acusado de espiar para EEUU publica sus vivencias dentro de Villa Marista·

“En Villa Marista, hay en promedio un intento de suicidio al mes. Dos de cada tres reclusos se vuelven locos. Regularmente oía a alguien empezar a gritar, seguido por las botas de los guardias que pasaban ruidosamente y luego los sonidos de alguna pobre alma siendo arrastrada al médico para sedación”, lamenta el arquitecto británico Stephen Purvis detenido en 2012 en la isla durante 16 meses.” ¿Se vuelven locos o los vuelven locos? Hay una diferencia. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s