François Vallée: ·La pintura obstinada de Carlos Quintana·

Carlos Quintana es un amante furibundo de la pintura en el sentido más físico y visual, la pintura como signo, pero de un universo distinto al de los signos significantes, como puro acto de presencia en el cual parecemos oír el lacónico Ven y mira de San Juan retomado por Winckelmann y considerado por él como el verídico programa del arte de las edades modernas. Cada obra suya nace de una batalla larga, furiosa por encontrar una réplica a esta riqueza aplastante que es la vida, dar cuerpo a la esencia secreta de las cosas, sondear el mundo de manera sensible y crear otro provisto de una sustancia distinta, un mundo sin límites que refuta aquel donde la lógica reduce cada cosa a la ordenación. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s