Héctor Antón: ·Kafka resucita en La Habana·

Celia y Yunior parecen haber nacido para extraviarse y reencontrarse en un laberinto de contrastes. Esto los conduce a fantasear con el ingenio popular en tareas de sobrevida ante un discurso hegemónico ebrio de parquedad justificatoria, esa mano dura que no cree en lágrimas cuando establece medidas impopulares. En ciertas piezas, masa y poder sostienen un careo silente, a modo de work in progress. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s