Orlando Hernández: ·El macho·

El arte de Elio Rodríguez -arte híbrido, caótico- provoca así una mezcla de risa y repulsión. Lo grotesco y lo obsceno vinculado a la sexualidad, al humor y a la irracionalidad animal, contribuyen de inmediato a la aparición de un raro sentimiento de turbación, de molestia, de desasosiego, que algunos dudan en admitir en el panteón sagrado de las emociones artísticas. Sus blandas composiciones escultóricas, resueltas con simplicidad emblemática, enfatizan y concentran este efecto perturbador. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s