Antonio Eligio (Tonel): ·El arte de Luis Miret·

En algunos de mis recuerdos, Luis sonríe—la sonrisa llegaba fácil a su rostro; era el rasgo más visible de un optimismo que nunca le abandonó—y conversamos, en una oficina del Consejo Nacional de las Artes Plásticas, en La Habana, a inicios de los años noventa. En esa institución él se ocupaba de cuestiones económicas, y nuestros contactos iniciales sucedieron, si la memoria no me falla, a propósito del interés de los coleccionistas Peter e Irene Ludwig en el arte cubano de esa etapa. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s