Rafael Rojas: ·Memorias para después de Fidel·

Cuando se acercaba a los 70, en Nueva York, Vladimir Nabokov escribió una serie de recuerdos de infancia, adolescencia y juventud y los reunió en un volumen que tituló Habla, memoria. Era como si el escritor ruso diera la orden de hablar a su propia memoria, a su propia capacidad de hilvanar recuerdos. El título de Nabokov capta muy bien el sentido intencional o deliberado que posee toda escritura autobiográfica. Algo que se constata desde la primera frase de Los nómadas de la noche, el libro que escribió de un tirón Rubén Cortés tras la muerte de Fidel Castro. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s