Abel Sierra Madero: ·’Literatura sucia’ y ‘graffiti de amor’·

El graffiti en el baño público sustituye a la voz, no a la palabra, al gemido o la mueca, es la marca somática del cuerpo lacerado y reconstruido al mismo tiempo, la marca de lo inescuchable, de lo indecible. Cargados de pulsiones eréctiles y seminales, esos trazos se erigen en significantes del atrevimiento, de la transgresión, escribiendo, emborronando el canon, inundado de orina, semen y grafos en ese espacio conquistado, usurpado a la ciudad. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s