14yMedio: ·Interviú al crítico Orlando Hernández·

Para Hernández, el arte afrocubano ha pasado por buenos y malos momentos en la Isla. En los años 70 el grupo alrededor del escultor, grabador y promotor cultural Rafael Queneditt abordó la temática, aunque admite que “con una intención más decorativa, porque era una época en la que nadie mencionaba los asuntos religiosos”. “La religión desapareció como fenómeno visible y solo tuvo presencia como folclore. El Estado la convirtió en folclore. Para la Revolución todo lo que tuviera que ver con estas religiones era visto como atraso pero se podían ‘salvar’ los elementos estéticos y culturales para llevarles al pueblo como un componente de la identidad cubana”. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s