José Quiroga: ·El Muro de Eduardo Hernández·

 En El Muro Eduardo Hernández deja constancia de un momento en la noche habanera, en un lugar en específico. No sé muy bien si La Habana se ha balcanizado. No sé tampoco (no puedo decir) cuál es la relación entre los espacios — si la avenida de los Presidentes, o G, se ha convertido en el centro de la escena freaky o heavy metal, o emo, o si el malecón ha quedado más bien como el espacio para toda esta ciudadanía gay. En algún momento me dijeron que lo del Fiat ya no existía—o que existía más bien como espacio para turistas. Era aquella la época en la que corrían toda serie de cuentos, que tenían que ver con fiestas privadas, o fiestas de percheros, o redadas donde se encontraban turistas, maricones, lesbianas, proxenetas, italianos—todos aquellos que “descubrieron” La Habana y que la dejan nuevamente sola, cuando se acaba el frenesí. 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s