Carlos Espinosa: ·Celestino después que anocheció·

Con su primera novela, escrita a los 22 años e iniciadora de un ciclo compuesto por otros cuatro títulos al que dio el nombre de Pentagonía —“ciclo furioso, monumental y único, narrado por un autor-testigo”—, Arenas avanzaba por un camino nuevo en la narrativa cubana de la década de los 60. Un camino por el cual también transitaban obras como Tres tristes tigres, de Guillermo Cabrera Infante, y De donde son los cantantes, se Severo Sarduy. Como en el resto de su producción, en Celestino antes del alba su autor se desmarca de la tradición realista e historicista que entonces fue impuesta como norma estética, para apostar decisivamente por el despliegue imaginativo. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s