Javier Marimón: ·Ética de gagos·

Recordé la ocasión en que Pablo intentó hacer jugo de chuleta de cerdo, la puso entera congelada en la batidora con agua y se partió el tridente metálico. Pidióme, vecino clásico, prestada batidora, y esta vez resultó mejor (no quise perderme experimento) aunque no llegaran a mezclarse del todo carne y agua; al no ocurrir el abrazo perfecto entre ingredientes pudimos contemplar a contraluz las partículas de carne de diversos tamaños depositándose lentas en el fondo del vidrio, puercos sirenas. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s