Roberto Madrigal: ·Delirio y realidad·

Nadie es un filme más peculiar que perfecto. A veces parece hundirse en un ritmo prefabricado, pero de inmediato se recupera y explota, con la verborrea de su personaje y con el excelente trabajo de edición que realiza Coyula. Este filme es una fiesta para quienes, como Orson Welles, piensan que lo más importante es lo que se queda en el piso del cuarto edición, lo que se corta. Ciertamente, la edición es lo que da su particularidad artística al cine. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s