Gerardo Muñoz: ·La ciudad y la máquina en la pintura de Ángel Acosta León·

Cuando se comparan algunas de las obras de Acosta León, como su Carrusel, con otras de artistas de renombre mundial, ya sean las esculturas de ruedas ensambladas por Tinguely o los carros matéricos de Jean Dubuffet; es evidente que en la pintura de Ángel Acosta León el tema de la movilidad y la materia es concurrente. Lo que le interesa de las máquinas a Ángel Acosta León es la inestabilidad del espacio, y de poder representar lo “uncanny” en la iconografía. ¿A donde nos llevan estos aparatos? parece indagar el estilo de Acosta León. En contraste de las máquinas de placer y dolor en las junglas caribeñas de Ramón Alejandro, el engranaje de todo artefacto en Ángel Acosta es siempre símbolo de conflicto interior del hombre con la ciudad, y con el espacio urbano. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s