Lynn Cruz: ·Mi encuentro con Fernando Ravsberg·

Ni los fusilamientos en los primeros años del régimen de Fidel Castro; ni los prisioneros de conciencia que han muerto en huelgas de hambre en las cárceles cubanas; ni los suicidios en las universidades en el conocido “quinquenio gris”; ni el fusilamiento del general Ochoa; ni las víctimas del hundimiento del remolcador 13 de marzo; ni las condenas injustas a los presos políticos; ni los actos de repudio; ni borrar de la vida cívica, social y laboral a los opositores, podrán superar el peor crimen de Fidel Castro, la aniquilación del pensamiento y la voluntad de los cubanos. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s