Gilberto Padilla: ·De ganar el premio Gabo a organizar percheros·

Ningún medio local —es buen momento para recordar que Reinaldo Arenas se refería a Miami como el Mierdal— lo ha tenido en cuenta. No consigue un empleo —a pesar de ser idóneo para Rolling Stone, para GQ— que no involucre la palabra strapless. Es como enhebrar una aguja con un jamón. Y para rematar, El Estornudo —la revista de periodismo narrativo donde habitualmente escribe— ha sido censurada en la Isla. El Estado cubano orina dondequiera para marcar territorio. Como los perros. Quería que aquella madriguera de El Estornudo oliera a sus emisiones y flujos. Anular al contrario a través del olfato. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s