Duanel Díaz: ·Bloom, las tareas de la crítica cubana y el debate del canon cubensis·

El verdadero escándalo del canon de González Echevarría es, ya lo apuntaba Arcos, la exclusión de Piñera. El autor de La isla en peso brilla por su ausencia junto a los otros seis autores cubanos incluidos entre los dieciocho latinoamericanos canónicos: Guillén, Lezama, Carpentier, Arenas, Sarduy y Cabrera Infante. Cuando en “Oye mi son” menciona a los que considera de primer orden entre los que escribieron parte de su obra después de 1959, González Echevarría afirma, no sin cierta ironía: “Eliseo Diego y Virgilio Piñera deben figurar, pero tengo que admitir que, como dijo Borges de Ortega y Gasset, no he merecido sus obras.” Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s