Jamila Medina: ·Calvert Casey, ʻThe Blarney Stoneʼ y la rueda de bicicleta·

Entre el hallazgo literario y el olvidable folletín, entre el viejo régimen y el hombre nuevo, entre la pornografía y el erotismo, Memorias de una Isla (1964) no es el libro local stuff que Calvert Casey ofreció alguna vez enviar –con sus acostumbradas reticencias– a la escritora argentina María Rosa Oliver. Estamos más bien ante un ideario político que da cuentas del Zeitgeist reinante en la variopinta Cuba de los años sesenta y de los malabarismos de su autor para conciliar, cuando le parecía posible, sus afinidades electivas (José Martí, Ramón Meza, Miguel de Carrión y, asimismo, Franz Kafka, Henry Miller, D. H. Lawrence, Jean Genet) con la imago mundi revolucionaria que aún soñaba contribuir a incubar desde la letra. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s