Abel González Fernández: ·Walter Benjamin y la caja china·

Aunque en su Diario de Moscú (1927) deja cuenta de que al menos una vez se careó con Lunacharski, el comisario cultural insigne de la Rusia soviética, no alcanzó a ver el rostro de la distopía: los gulags del camarada Stalin, las novelas de George Orwell, el Quinquenio Gris, la prosa mimética de Manuel Cofiño, las cenizas irrefutables de Auschwitz. Mucho menos la coronación internacional de los obreros, ni el paraíso futuro del comunismo. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s