Ahmel Echevarría: ·Grethell Rasúa & Reynier Leyva Novo: Un día feliz·

Para la serie Un día feliz (2016), el Chino Novo manipulaba poco más de 50 fotos documentales. Algunas son a color, otras en blanco y negro; de cada una borra al protagonista. Tras la acción produce un vacío, que no un vaciamiento. Como no se trata de un hombre cualquiera, esa ausencia no es tal. Lo que falta, pesa. Para situarse y situarnos, divide la serie en dos partes: en una, Mao es el protagonista ausente; en la otra, quien falta es Fidel. Las fotos resultan inquietantes, generan una paradoja. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s