José Álvarez: ·Interviú a César Reynel Aguilera·

La pura realidad es que, cuando apartamos la hojarasca de la propaganda castrista, descubrimos que la capacidad organizativa de Fidel Castro nunca fue mayor que la de un zángano en celo. Una explicación mucho más lógica o, si se quiere, más leninista y menos mágica o subjetiva es que el castrismo contó, en secreto, con el apoyo irrestricto de una excelente organización de combate que llevaba décadas preparando su llegada al poder: el PCC-PSP. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s