NDDV: ·Cuarto viaje a Cuba: La chica del crucifijo·

Hay quien cree que el sida fue traído a Occidente por la soldadesca cubana destacada en Angola. Habría que imaginar a un joven Ochoa haciéndole el amor a una mona, o siendo penetrado por un simio en las junglas tropicales de Cabinda. Habría que visualizar un aquelarre de changos voladores y mercenarios cubanos. Una cosa es cierta: el castrismo, como síndrome de desorganización adquirida, es viral. Se lo ha comparado al cáncer, pero una metáfora mucho más apta sería el retrovirus. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s