Gerardo Muñoz: ·La dictadura desde abajo·

Los continuos ataques de los CDR contra los “gusanos” o la normalización de las conductas sexuales por parte de la UJC, como registra Guerra en la impredecible historia personal de Anna Veltfort, da cuenta de cómo los actores fidelistas populares llevaron hasta el final la destrucción total de cualquier disenso o desvío ideológico, incluso dentro de las filas de los que se asumían como “revolucionarios”. Este matiz es, en efecto, de importancia central, ya que para Guerra la represión no operaba meramente como respuesta rápida a “contrarrevolucionarios”, sino dentro de cierta lógica de exceso ideológico. En otras palabras, se suprimía por la rivalidad misma de alcanzar la “verdadera” autenticidad revolucionaria. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s