Cubanet: ·A medio siglo de Memorias del Subdesarrollo·

Luego de pasar un año en Venezuela, cuatro meses en un islote desierto de las Bahamas y cuatro años en New York, Desnoes había regresado a Cuba en 1960, convencido, según sus propias palabras, de que “nunca sería alguien fuera de su país”. Desarraigado, con pretensiones existencialistas y escrúpulos de pequeño burgués arrepentido, creyó que la revolución de Fidel Castro era su oportunidad de brillar. Y para probarse como fidelista, su primer servicio fue escribir un artículo vitriólico contra la revista Visión, de la cual había sido redactor durante su época neoyorquina, en cuanto esta criticó al nuevo régimen cubano. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s