Ricardo A. Pérez: ·Alrededor de Lázaro Saavedra, José Ángel Toirac, Sandra Ceballos y Ezequiel Suárez·

ezequiel-suarez-sin-titulo-2008

El discurso de las obras de Ezequiel tiene su principal basamento en la disyuntiva de tolerar o no tolerar. Esa es la clave. Nunca puede uno tener certeza de lo va a suceder: hay un uso de la sorpresa, una ironía soterrada que nos atrapa y termina por seducirnos y movernos hacia una especie de inestabilidad con la cual establecemos una relación difícil pero productiva. Sus pinturas, y otros escenarios plásticos, construyen una crónica sobre la extrañeza de estar vivo, y sobre la incomodidad de compartir el espacio con otros que emergen también de sus extrañezas particulares. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s