Roberto Madrigal: ·Eliseo: Memoria y recuento·

da

Dalton, quien fue amigo cercano de Eliseo, ha logrado un filme muy emotivo sin explotar el sentimentalismo. Desarrolla las tonalidades emocionales con una refinada sutileza. Ya lo había logrado en su documental Herido de sombras, sobre un defenestrado grupo musical cubano de los sesenta, Los Zafiros, que era una versión cubana de los Platters. Es un cineasta cuidadoso que maneja muy bien la técnica narrativa que utiliza. Las suyas son historias para ser contadas por los protagonistas, no exagera, no añade, no substrae, se limita a subrayar con imágenes, para hacer cine de lo puramente literario. Nunca se rebaja condescendientemente a dar explicaciones simplistas al espectador más obtuso. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s