Carlos A. Montaner: ·La desesperación latinoamericana·

¿Por qué Fidel Castro no fue capaz de entender que, en 1959, cuando él, su hermano Raúl, el Che y otro pequeño grupo de comunistas se aferraron al modelo soviético y eligieron el camino del totalitarismo, había suficientes indicios (por ejemplo, el milagro alemán y austríaco) que demostraban la superioridad de la “democracia liberal” instituida por el economista Ludwig Erhard? Era tal la ceguera ideológica del cubano que ni siquiera fue capaz de entender el ejemplo de su propio padre, Ángel Castro, un humilde campesino gallego, astuto como un zorro y laborioso como una hormiga, que cuando murió en 1957 le legó a la familia un capital de ocho millones de dólares, una empresa agrícola que les daba trabajo a docenas de personas, una escuela, y hasta un cine que regentaba Juanita Castro, contemporánea de Raúl y exiliada en Miami desde los años sesenta. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s