Ted A. Henken: ·La Cuba empresarial. El paisaje cambiante de la política cubana·

Artículo interesante aunque léase con cuidado: “Algunas de las ocupaciones más “medievales” presentes en la lista oficial del cuentapropismo son: afilador de cuchillos, arriero, encargado de los servicios, podador de palmas, esquilador de ovejas y adivinador. Esta singular situación condujo a la periodista Julia Cooke a afirmar irónicamente en un artículo de opinión del New York Times que “una cubana puede entrar en los negocios como payasa pero no como abogada; puede abrir un bar pero no una clínica privada”. Eso sin mencionar lo errado de publicar una lista de solo 201 (o 123) ocupaciones privadas aprobadas, política que proscribe todas las demás por defecto. ” Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s