Jezabel Hanze: ·Para quebrar los muros: una cura dura o una necesaria curaduría·

Soliloquio del zorro (de Lorena Gutiérrez) establece un diálogo fecundo con la producción de los años 60 en la que fue emplazado, precisamente por la riqueza interpretativa que sugiere el vínculo de ambas poéticas. El espacio que acoge los lienzos de Raúl Martínez en los que se recrea el triunfo revolucionario en nuestro país aparece minado por 50 trampas para animales, lo que nos convoca a dudar del terreno que pisamos y nos convida a otra lectura del discurso. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s