Lynn Cruz: ·La realidad cubana y la banalización del mal·

Lo más perturbador es que solo se puede conocer la capa más externa de la cebolla, la de los que luchan. ¿Qué extrañas fuerzas guiarán los movimientos políticos dentro y fuera de la Isla? Se sabe que la guerra es un gran negocio. ¿Realmente al poder, tanto de la élite de cubanos de dentro como en la Florida, le interesa que Cuba cambie? La retórica de ambos discursos se ha mantenido inamovible.  Como si la realidad no fuese pujante y cada vez más diversa. Como si no existieran cubanos demandándole al sistema la justicia prometida al pueblo, que no se simplifica a la mera lucha entre capitalismo o socialismo, o democracia versus castrismo. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s