Marelys Valencia: ·Performatividad y plástica: la obra de Leandro Soto durante la década ‘contaminada’ de los 80s en Cuba·

Con ‘Ancestros’ Soto despliega su independencia de la narrativa oficial y reafirma la condición subversiva del performance en el espacio público. Cabe la comparación con Ana Mendieta y su trabajo con las ceibas antes de su primer viaje a Cuba a finales de los 70s. Curiosamente, el tronco de la ceiba utilizada por Soto en Cienfuegos se asemejaba a una vagina. Esta variante antropomórfica de la ceiba nos remonta a un universo textual, a otro lenguaje de referencialidad materna, dador de vida. El tributo de Soto a la ceiba-objeto, ceiba-madre, desplazaba el culto al Estado patriarcal y su ilusión de un paradigma de hombre libre de “prejuicios religiosos” y de otra identidad que no fuera la creación de, desde y para la Revolución. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s