Ahmel Echevarría: ·Nicolás Guillén Landrián, contra el vacío·

Hay en su obra una estrategia para compensar el peso de lo grave o lo solemne. Una aparente distancia o falta de compromiso, la cual debe ser entendida como ironía, le otorga equilibrio, además le permite analizar el tejido social, propiciando así múltiples lecturas. Coffea… es el mejor ejemplo. Filme y megaproyecto (Cordón de La Habana) terminan en el dislate. La ironía también le será útil para adentrarse en las particularidades de la producción de los ómnibus Girón (Taller…), su mirada se detendrá en el proceso productivo y en los ejecutores. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s