Aldo Menéndez: ·Cambios y lujurias de Rubén Rodríguez·

Es muy difícil escribir sobre Rubén Rodríguez, especialmente después de la crítica tan extraordinaria de Orlando Hernández, seguramente uno de nuestros analistas más completos, publicada en el catálogo de la exposición personal de Rubén, “Cripta”, en 1991. Una exposición, que recuperó sus formas y obras como parte de los años 80; desde su inicio, las propuestas de este artista y de un pequeño grupo de colegas, por su individualidad y distintivo particular, fueron marginadas del clamor de la época dirigido o concentrado en el arte de la ruptura que cuestionó y ejerció la crítica del propio arte, de lo político, social y ético. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s