OLPL: ·Viajeros a la utopía cubana·

El capítulo de Cuba incluido por Hollander en su clásico libro trajo gran repercusión en el caso específico cubano, sobre todo entre la comunidad exiliada, que encontraba por fin a un aliado de rigor académico en este profesor de sociología de la Universidad de Massachusetts, un intelectual oriundo de Hungría. Así, en 1987 la Editorial Playor en Madrid reeditó dicho capítulo traducido al español en un libro aparte dentro de su colección Biblioteca Cubana Contemporánea, titulándolo Los peregrinos de La Habana. Este libro, traducido por Ramón Solá, contó además con el privilegio de incluir un prólogo original firmado por el propio Paul Hollander. En su introducción, Hollander menciona la aparición de un nuevo destino de peregrinaje político en Nicaragua tras el triunfo de la revolución sandinista en 1979, donde se repite el patrón de que, “cuando se admite la existencia de represión, se la justifica bien en nombre de elevados objetivos morales, o arguyendo transgresiones aún peores por parte de los enemigos del gobierno”. Y citando al por entonces director de The New Republic, Martin Peretz, Hollander concuerda en que el turno de Nicaragua ahora “llena el profundo vacío emocional dejado por la secuencia de decepciones que constituyeron la Unión Soviética, China, Cuba y Vietnam”. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s