Lillian Guerra: ·’Feeling Like Fidel’: Scholarly Meditations on History, Memory, and the Legacies of Fidel Castro·

Las escuelas cubanas no fueron solamente responsables por lograr un alfabetismo universal en Cuba sino por desplegar y cultivar la sensación de vivir en una plaza sitiada y una vocación por perfeccionar el comunismo que sublimara la identidad individual, la posibilidad de escoger, y la autonomía personal para asegurar la complicidad con la mayor responsabilidad que el partido asignara al ciudadano: obediencia política frente al partido y Fidel. Mirando detenidamente la naturaleza afectiva de la experiencia del ciudadano común, este trabajo explora lo que era vivir bajo el signo constante de “patriota contra traidor,” precisamente durante los años cuando la alianza cubana-soviética predominara la escena en que se suponía que nuevas generaciones se encargaran de asumir una identidad revolucionaria auténtica e ideológicamente pura. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s