Carlos Espinosa: ·Restablecer una parte de la verdad·

El libro de Machover posee informaciones y datos convincentes para sustentar el tema que se aborda y la tesis que defiende su autor: “La figura de Fulgencio Batista, sin ser la de un demócrata después del golpe de Estado de 1952, es mucho más compleja de lo que la mayor parte de los historiadores pretenden ofrecer. La imagen que se conserva de su régimen sirve ante todo para justificar una tiranía hereditaria, que cometió innumerables crímenes y que empujó al exilio a millones de personas de cualquier condición y de cualquier edad”. No es una obra de investigación como la de Argote-Freyre. Eso habría demandado una indagación de mayor calado, una solidez de pensamiento, unas especulaciones defendidas sosegadamente, un riguroso instrumental académico. No digo esto como un descalificativo, sino para valorar Los últimos días de Batista a partir de lo que se propone. A partir de eso, cabe expresar que es una obra interesante, informativa, esclarecedora en más de un aspecto, y que al acercarse a la figura de Batista con otra óptica, aporta una módica dosis de nueva luz. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s