Marian L. Tupy: ·El socialismo no es verde·

Las economías socialistas fueron muy ineficientes (ese todavía es el caso en aquellas que sobreviven en Cuba, Venezuela y Corea del Norte). Para compensar por la ineficiencia de la planificación central, derivada de la ausencia de un mecanismo de precios de mercado, las economías socialistas generalmente ignoraron el daño ambiental y otras externalidades negativas. Para maximizar la producción (para poder seguir avanzando a la velocidad de las economías capitalistas), los países socialistas tenían estándares de emisiones laxos o inexistentes. Las regulaciones sanitarias y de seguridad eran ignoradas o inexistentes. Las economías socialistas también prohibieron los sindicatos independientes y, con frecuencia, recurrían al trabajo de esclavos. Para seguir leyendo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s